sábado, 7 de febrero de 2015

La felicidad es darle contenido a la vida

En "Disfrutar la vida hoy" me gusta escribir relatos sobre mis viajes, sobre aventuras, sobre cosas que me van pasando que en definitiva hacen que disfrute mi vida. Sin embargo, a veces, por preocupaciones ajenas y propias, por el cansancio o la rutina, o por los miedos y dudas, no disfruto la vida y dejo pasar el tiempo. Y esto no puede ser más contrario a mi ideal de la vida. Hoy mi hermano me compartió un video de José Mujica, ex presidente de Uruguay, y me recordó la importancia de disfrutar la vida, de vivirla, de tener sueños y esperanzas, de estar en movimiento, en definitiva, de honrar la vida.

Si tuviste un sueño y peleaste por una esperanza e intentaste transmitirle a los que quedan, tal vez quede un pequeño aliento rodando en las colinas y en los mares, un pálido recuerdo que vale más que un monumento, que un libro, que un himno, que una poesía, la esperanza humana que se va realizando en las nuevas generaciones.
José Mujica

Nada vale más que la vida y la felicidad de vivir. ¿Por qué entonces hipotecamos nuestros sueños, nuestros días, nuestra vida en interés de otros? ¿Por qué esperamos a "jubilarnos" para disfrutar la vida si es cuando más cansados estaremos para hacerlo? ¿Por qué no disfrutar la vida hoy? 

Nada vale más que la vida, luchen por la felicidad, y la felicidad es darle contenido a la vida y rumbo a la vida, y no dejar que te la roben, dice Mujica en el vídeo. 

Hay muchas recetas pero cada uno tiene la suya y está en sus pensamientos, sus ideales, sus sueños. ¿Qué es lo que queremos hacer con nuestras vidas? ¿Qué le da sentido a nuestras vidas? Como seres humanos, podemos darnos el lujo de reflexionar sobre nuestras vidas y darles un sentido, vivirlas. Esto es maravilloso. 

Y a veces puede parecer que la vida nos da palos, no nos trata bien, y no vemos el final del túnel pero por más que hoy no vislumbremos la salida, por más que nos cueste seguir caminando, tenemos que saber que podemos continuar, que "siempre que llovió, paró", que "después de la tormenta siempre viene la calma". La esperanza es lo último que debemos perder. Bajar los brazos no es una opción mientras estemos vivos.

La vida te puede dar mil tropezones en todos los órdenes, en el amor, en el trabajo, en la aventura de los que estás pensando, en los sueños que pensás concretar, pero una y mil veces estás hecho con fuerzas para volverte a levantar y volver a empezar, porque lo importante es el camino. ¡Cuánta razón tiene Mujica en estas palabras! La vida es el camino y en la sabiduría de este pensamiento se esconde la felicidad.
"La vida es el camino", Mendoza 2014 by Romy Hidalgo Marchione
Les dejo acá el vídeo por si quieren escuchar estas palabras de la propia voz de Mujica...


¡Buena vida!