miércoles, 30 de mayo de 2012

Consejos para aplicarse uno mismo


Para disfrutar bien de la vida a veces es necesario aplicarnos ciertas reglas (prefiero llamarlos pasos o consejos) que nos ayuden a ser y crecer con nosotros mismos.

El primer paso es aceptarnos como somos y lo que no nos gusta de nosotros mismos, cambiarlo si podemos. Y siempre, querernos. Pero hoy no voy a hablar yo. Tomo la palabra prestada a Santiago Bibiloni y a un artículo de su web Notenemostecho.com


Escribí esto para leerlo cuando me siento desorientado. Está dividido en dos partes y en ambas me hablo en tercera persona. La primera es para crecer conmigo mismo y la segunda para crecer junto al otro. 
Para con uno mismo
Son buenos los fundamentos, persíguelos.
Son grandes los tabúes, rómpelos.
Son muchas las seguridades aparentes, desnúdate.
¿Es fuerte tu escudo? Desármate.
Es rápida la mente, contrólala.
Es pesado el cuerpo, aliviánate.
Gesticula, crea, diviértete, inventa, colorea, disfruta, corre, baila, canta, ríete.
¿Son duras las barreras? Quiébralas.
¿Son muy prolijos y rectos los esquemas? Moldéalos.
¿Te mientes? Sincérate.
¿Buen momento? Recuérdalo.
¿Te importan los valores? Transmítelos.
La vida es “vida”, valórala.
¿Eres feliz? Esmérate por serlo.
Es buen alimento el conocerse, nútrete.
¿Es salvaje tu conciencia? Domestícala.
¿Es arisca la vida? Adiéstrala.
¿Tiendes al extremismo? Balancéate hasta equilibrarte.
Son fatales los vicios, aléjalos.
¿Tienes rutinas innecesarias? Reorganízate.
No hay un mapa con “la verdad”, hazte el tuyo pero no olvides que no todos los caminos llevan a destino.
¿Estás en crisis? No huyas por la salida de emergencia.
Estate en paz contigo mismo, no hay mejor caricia.
¿Estás atado? Desátate.
No eres esclavo de las circunstancias, libérate.
¿Estás “manchado”? Purifícate.
Ser rico no es ninguna posta, ser pobre tampoco; la llave a tu éxito está en que puedas compartir con ricos y pobres, disfrutar con gente parecida y distinta a uno.
¿Eres rico? Ofrece y disfruta.
¿Eres pobre? Trabaja para poder ofrecer y disfrutar.
Trabaja con amor.
¿Estás equivocado? Acéptalo.
¿Sientes culpa? Perdónate.
Intenta no ser mediocre.
¿Eres justo? Sélo.
¿Cómo te llevas con tu cabeza? Amígate.
No eres una piedra, piensa!
¿Actúas como piensas? Sé coherente.
¿No eres sabio, no? Entonces aprende, reflexiona.
¿La vida te maneja? Toma el volante.
¿Puedes cambiar las cosas? Cámbialas.
¿Te da miedo el cambio? No temas, permanece en él.
¿Estás sentado? Salta!
¿Estás agitado? Descansa.
¿Explotan tus sentimientos? Manifiéstalos.
¿Estás loco? Yo tampoco. El tupper me incomodaba.
---

El post de Santiago continúa con una serie de consejos para con los demás. Si quieren seguir leyendo, arriba está el enlace al artículo. 


¡Que tengan un día maravilloso!
Foto tomada por @rghidalgo en Buenos Aires, mayo 2012

martes, 29 de mayo de 2012

Hacer lo que uno ama hacer

Uno de los primeros preceptos o consejos que se puede leer en el video que colgué el primer día, del Manifiesto Holstee, es el siguiente:

Haz lo que amas hacer.
Y hazlo a menudo.

Y yo me lo tomé muy en serio y llevo dos días "pateando" Madrid con mi amiga la italiana... porque amo caminar, amo pasear, amo estar con una amiga graciosa y divertida, amo parlotear y amo reírme de todo...

Imagen del recorrido que hicimos hoy:


Aquellos que viven o han visitado alguna vez Madrid, ¿han paseado por sus callejuelas céntricas? ¿Observaron qué arquitectura más hermosa tiene esta ciudad? ¡Cuánta historia escondida! ¡Cuánta cultura!

Los nombres de las calles recuerdan a poetas, periodistas, pintores y artistas de todo tipo...Y la arquitectura victoriana se mezcla con la moderna. Y los centros culturales se mezclan con los puestitos de golosinas y de "alimentación" con productos venidos de todas partes del mundo (China, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina, México, India, Pakistán, etc.).

A medida que uno avanza por Madrid se da cuenta de la maravilla de la multiculturalidad, de la belleza del intercambio social y cultural actual y a lo largo de la historia... Sus gentes pero también sus edificios parecen contar historias...

¡Qué linda es Madrid!

Teatro Alcalá por la noche 29/05/2012

Hoy va de energías mañaneras

Hace un tiempo leí en la Revista Namasté que para salir de casa con energía positiva resultan útiles ciertos pasos previos.  Y hoy, intentando recordar lo que leí, puse en práctica lo siguiente:

  • Me desperté con el Sol. Bueno, un poco más tarde, a las 7.10. Respiré hondo y me imaginé disfrutando el día: caminando tranquila y feliz hacia la oficina, riendo con mis compañeros de trabajo, obteniendo buenos resultados en lo que hago, todo saliendo de diez, etc.
  • Hice mis estiramientos matutinos rutinarios para evitar dolores de espalda (saludo al Sol de Yoga y otros de Chi Cun y Tai chi que tomo prestados) y algo de ejercicio aeróbico con buena  música.
  • Me duché. Decía en la revista que ducharse por la mañana renueva las energías. Yo tengo costumbre de ducharme por la noche porque me acuesto limpia y serena pero cambiar hoy el hábito ha estado bien.
  • Sobre el desayuno no me acuerdo qué decía, seguro que algo sobre comer frutas, cosa que hoy no hice pero a media mañana me tomaré mi manzana de siempre. Y ahora mismo desayuno un té rojo que me despierta y me deja buen sabor de boca. Además tiene antioxidantes. Y acompañado de mis galletas chocofibra va genial para ir bien al baño jaja 
Ya no me acuerdo si había algún otro paso antes de salir de casa pero pienso que es esencial mirar el cielo, el Sol si está, escuchar los pajaritos, sentir la belleza de la naturaleza aunque uno esté en medio de una enorme ciudad. Intentar imaginar más allá de los edificios el mar, palmeras, árboles, selva, bosque, montaña, ríos y más. Evocar la Naturaleza a mi me da paz y serenidad pero también buenas energías para comenzar a disfrutar de este día de hoy ahora mismo.

¡Que tengan un martes maravilloso!

Con mi amiga Sylvia en Strenc (Mallorca) - Sept. 2008

lunes, 28 de mayo de 2012

El lunes es mejor recordar

Me gusta disfrutar de la vida todos los días pero ¡Cómo cuesta disfrutar los lunes! Hoy hace un día precioso en Madrid: el sol hace rato que calienta la ciudad, los pajaritos ya están revoloteando (los puedo ver desde mi ventana). Sin embargo, me cuesta encontrar una motivación para disfrutar el lunes así que creo que es mejor recordar.

Recordar y recrear momentos felices es algo que me encanta y que suele hacernos sentir otra vez esa sensación de felicidad. Esta mañana me levanté pensando en mi primer viaje fuera de España, país en el que vivo hace más de 8 años. Y me costaba recordar si fue aquel que hice a Lisboa o aquel que hice a Roma pasando por Florencia. Imagino que Lisboa fue antes porque no encuentro fotos de aquella época (andá a saber dónde están). Y Roma estoy segura que fue en 2008.

En fin, antes de aquellos viajes fuera de España empecé a conocer España misma, comenzando por Madrid y siguiendo por Barcelona. ¡Qué ciudades preciosas! Aún recuerdo aquel noviembre de 2004 cuando tras 8 meses en España me lancé a cruzar el Mediterráneo (vivía en Mallorca) y a conocer la Gran Capital española. Hacía mucho frío pero me calcé los zapatillas de turista y me puse a recorrer la ciudad en el bus citysighting o algo así que me llevó desde Cibeles a Plaza Castilla, de las torres Kio a la Plaza República Argentina, y de ahí a Sol, Palacio Real, Atocha y yo qué sé qué más... Me enamoré de la ciudad y aunque a veces la deteste en el fondo sigo enamorada...

Madrid tiene esas callejuelas céntricas para perderse y volver a encontrarse... Madrid es como Buenos Aires... sus callecitas tienen ese "no sé qué". Es una ciudad hermosa, con mucha historia... y cuando me mudé acá en 2005 no me imaginaba que después de 6 años seguiría sin conocer algunos de sus rincones. Pero Madrid no es sólo ciudad arquitectónica, cultural, histórica, y con parques... sino también es sus alrededores, los ríos, la sierra, los pueblos pequeños encantadores...

Y de uno de esos pueblos de la sierra madrileña es de donde tengo mis primeras fotos guardadas: Buitrago de Lozoya. ¡Qué pueblo bonito! ¡Qué calles y edificios! ¡Qué paisajes! Acá les dejo una foto de aquella época para que comencemos el día de lunes con una mezcla de historia y paisaje, con recuerdos del ayer... ¿Y ustedes qué viaje o paisaje les gustaría recordar para hacer más ameno el lunes?





domingo, 27 de mayo de 2012

Disfrutando el fin de semana

El fin de semana me gusta más disfrutar que descansar así que siempre lo aprovecho a tope...

El viernes a la noche salí un rato con algunos compis del trabajo a un boliche (discoteca en España) cerca de la oficina y por ende cerca de mi casa. Sí, hace unos 20 días que vivo cerca del trabajo y no saben qué placer me da: ir y venir caminando de la oficina es gratis, me permite respirar el aire fresco de la mañana antes de entrar al subsuelo donde trabajo, es ecológico y me da la posibilidad de estirar un poco las piernas antes de sentarme frente a la computadora u ordenador todo el día.

En fin, que me voy de las ramas... el viernes salí con las chicas (y luego vinieron los chicos: dos portugueses simpáticos de la ofi)... la verdad es que no se me da bien lo de salir tan tarde. Yo siempre he preferido salir a las 9 o 10 de la noche, picar algo tomando una cervecita y a las 12 estar ya bailando para irme a casa a dormir a eso de las 2 o 3 dependiendo cómo se de la noche. Pero el lugar no se llenó hasta las 4 de la mañana y no es que yo necesitara de gente para bailar, la verdad, pero sí que es más divertido cuando una puede recrearse un poco la vista... aunque, a decir verdad, no había nada que colaborara a tal fin salvo una excepción. En definitiva, que a las 5 de la mañana ya me quería volver a casa y eso hice. Me fui a dormir.

El sábado transcurrió tranquilo... tranquilo... me desperté, desayuné, hice la compra y llamé a un compi de trabajo nuevo que está solo por Madrid para ir a Retiro a pasar el día. Me encantan los picnics. Siempre me gustaron. De pequeña hacíamos muchos con el cole y era un día de alegría y de diversión. En este caso  fue diferente.. fue tranquilo como ya dije... caminamos hasta Retiro, paseamos, vino otra compi, comimos a la sombra, tomamos un poco de sol, y volvimos a pasear.



[Por cierto, la exposición del Palacio de Cristal con todos esos vidrios rotos dentro de una piscina (pileta en Argentina) me da mucha grima, no me gusta nada.]

Lo mejor del sábado fue la noche de cenita con los mismos compis del Retiro más Carmen y su compi de piso (departamento) y como muestra de lo mucho que disfruté les dejo una foto debajo.

Y es que... siempre lo digo: "Los tres grandes placeres de mi vida son viajar, comer bien y unos lindos masajes" (y siempre le sumo a esto el amor en el sentido más amplio de la palabra: amor de pareja, de amigos, de familia, incluso de gente desconocida que te brinda su sonrisa y su cariño sin pedir nada a cambio como los niños que conocí en la India). Cuando estas tres o cuatro cosas se unen me siento extasiada.






Y para cerrar este post que ya se hizo demasiado largo, les dejo una frase que leí esta mañana al despertar. Es de "El monje que vendió su Ferrari" de Robin Sharma:


"...el autocontrol y el cuidado de la propia mente, cuerpo y alma son esenciales para encontrar el yo elevado de cada uno y para vivir la vida de nuestros sueños. ¿Cómo ocuparse de los demás si uno no se ocupa de sí mismo? ¿Cómo hacer el bien si ni siquiera te sientes bien? No puedo amar si no sé amarme a mí mismo."

¡Que tengan un día maravilloso!

viernes, 25 de mayo de 2012

Un Huerto Ecológico Comunitario

Por todo el país están surgiendo huertos urbanos, inciativa social que me parece muy interesante. Es lindo poder cosechar lo que se va a comer y disfrutar de verduras y hortalizas frescas a la hora de preparar la comida.

Así deben haber pensado las personas que forman el huerto Cantaranas que dede 2011 cultiva en un terreno detrás del edificio "nuevo" de la facultad de Periodismo de la UCM (mi antigua facu).

Hoy estuve por allí como el viernes pasado y aunque fue una visita corta, disfruté de aprender a plantar maíz y judías (porotos en Argentina) así como de ayudar a uno de los chicos a trasladar los plantines de brócoli del semillero a la bandeja individual.

Me encantó ver que grande están las plantas de tomate, la de papas, las alcachofas, la lechuga... ¡Todo está genial! (a pesar de algunos pulgoncitos)

Lo de colaborar en un huerto comunitario me parece re interesante y estoy contenta de que sea una iniciativa que se esté extendiendo. Sin embargo, más de una vez despierta las risas de los "urbanitas" como la gente de Madrid que está acostumbrada al asfalto y a ver las plantas en el campo. Yo, la verdad no es que sea de campo... me crié en ciudad (de mar eso sí) pero siempre estuve pegada a la tierra.. me encantaba tirarme al pasto a jugar con las hojas, mirar el camino de hormigas, darles miguitas, juntar palitos, buscar tréboles de cuatro hojas que jamás encontré... Así que disfruto mucho de estar en contacto con la naturaleza.

Y ahora, duchada, vestida y maquillada... a disfrutar de la noche madrileña con las amigas..




jueves, 24 de mayo de 2012

Disfrutando el viernes

Los viernes siempre son días lindos, esperados y ansiosamente deseados. ¡Comienza el fin de semana!

Al menos así lo vivimos en la oficina. Y así lo vivía yo cuando era chica porque iba al cole de lunes a viernes y llegar a éste día significaba que si hacía algunas tareas para el lunes después odía jugar toda la tarde sin tener que pensar en preparar el uniforme del cole ni la mochila para el día siguiente. Además, los viernes me dejaban acostarme tarde, a lo mejor venía visita y teníamos una cena que para nosotros se convertía en fiesta. Y los sábados podíamos despertarnos a la hora que queríamos. Esa sensación de libertad, de no tener que estar atenta al reloj me hacía sentir tan feliz que siempre me levantaba bien temprano para disfrutar el día. ¡Qué ironía de la vida!

En fin, hoy es viernes y me tocó despertarme un poco más temprano por el tema este de la jornada reducida en viernes en la oficina, cosa que me agrada mucho porque me gusta madrugar, levantarme junto al sol y escuchar, como ahora mismo estoy haciendo, los pajaritos cantar, es una delicia. Desayunar despacio, repirar hondo, pensar en los planes para esta tarde (tal vez vaya al huerto ecológico de mi antigua uni) y en los de esta noche (hoy por fin parece que salimos de fiesta con las chicas). Pensar, imaginar, divagar, incluso soñar...

...Sentir que es un nuevo día para disfrutar de la vida hoy.


¡Que tengan un día maravilloso!

 Foto: En Valle de Ordensa y Monte Perdido en la prov. de Huesca (España)

Disfrutar la vida hoy

Hoy me desperté con muchas ganas de vivir y disfrutar la vida.

Por más que intentaba hace días retomar mis blogs (literatura, política, tv y educación) no había caso: no me ponía! Cada vez que me iba a sentar a escribir se me ocurría algo para hacer fuera de casa y así terminaba por salir a la calle a disfrutar la vida. Por eso esta mañana cuando me desperté pensando en retomar mis blogs se me vino a la cabeza una idea: ¿por qué no escribir sobre cómo difruto la vida? Así, tal vez, pueda ayudar a otros a disfrutar la vida hoy y cada día de sus vidas.

Quizá este blog se convierta en un espacio personal donde escribir cada día lo que siento respecto al mundo en que vivimos, mis impresiones y reflexiones sobre el entorno, la sociedad, lo que conozco y lo que no, lo que veo y lo que huelo, lo que escucho y lo que no escucho. Es posible que tenga algo de mis viajes porque es así como más disfruto la vida, pero también supongo que tendrá algo de las personas que me rodean, a las que quiero y a las que no tanto, y puede que tenga un poco de sabor a cambio porque este mundo en el que vivimos necesita de un buen cambio y se puede lograr mientras disfrutamos de la vida.

En mi primer post no quiero ser extensa. Sobre todo porque todavía no tengo lectores. Pero voy a dejarles un video que vi hace algunas semanas y que pienso define un poco mi pensamiento sobre la vida.