lunes, 28 de mayo de 2012

El lunes es mejor recordar

Me gusta disfrutar de la vida todos los días pero ¡Cómo cuesta disfrutar los lunes! Hoy hace un día precioso en Madrid: el sol hace rato que calienta la ciudad, los pajaritos ya están revoloteando (los puedo ver desde mi ventana). Sin embargo, me cuesta encontrar una motivación para disfrutar el lunes así que creo que es mejor recordar.

Recordar y recrear momentos felices es algo que me encanta y que suele hacernos sentir otra vez esa sensación de felicidad. Esta mañana me levanté pensando en mi primer viaje fuera de España, país en el que vivo hace más de 8 años. Y me costaba recordar si fue aquel que hice a Lisboa o aquel que hice a Roma pasando por Florencia. Imagino que Lisboa fue antes porque no encuentro fotos de aquella época (andá a saber dónde están). Y Roma estoy segura que fue en 2008.

En fin, antes de aquellos viajes fuera de España empecé a conocer España misma, comenzando por Madrid y siguiendo por Barcelona. ¡Qué ciudades preciosas! Aún recuerdo aquel noviembre de 2004 cuando tras 8 meses en España me lancé a cruzar el Mediterráneo (vivía en Mallorca) y a conocer la Gran Capital española. Hacía mucho frío pero me calcé los zapatillas de turista y me puse a recorrer la ciudad en el bus citysighting o algo así que me llevó desde Cibeles a Plaza Castilla, de las torres Kio a la Plaza República Argentina, y de ahí a Sol, Palacio Real, Atocha y yo qué sé qué más... Me enamoré de la ciudad y aunque a veces la deteste en el fondo sigo enamorada...

Madrid tiene esas callejuelas céntricas para perderse y volver a encontrarse... Madrid es como Buenos Aires... sus callecitas tienen ese "no sé qué". Es una ciudad hermosa, con mucha historia... y cuando me mudé acá en 2005 no me imaginaba que después de 6 años seguiría sin conocer algunos de sus rincones. Pero Madrid no es sólo ciudad arquitectónica, cultural, histórica, y con parques... sino también es sus alrededores, los ríos, la sierra, los pueblos pequeños encantadores...

Y de uno de esos pueblos de la sierra madrileña es de donde tengo mis primeras fotos guardadas: Buitrago de Lozoya. ¡Qué pueblo bonito! ¡Qué calles y edificios! ¡Qué paisajes! Acá les dejo una foto de aquella época para que comencemos el día de lunes con una mezcla de historia y paisaje, con recuerdos del ayer... ¿Y ustedes qué viaje o paisaje les gustaría recordar para hacer más ameno el lunes?





No hay comentarios:

Publicar un comentario