jueves, 24 de mayo de 2012

Disfrutando el viernes

Los viernes siempre son días lindos, esperados y ansiosamente deseados. ¡Comienza el fin de semana!

Al menos así lo vivimos en la oficina. Y así lo vivía yo cuando era chica porque iba al cole de lunes a viernes y llegar a éste día significaba que si hacía algunas tareas para el lunes después odía jugar toda la tarde sin tener que pensar en preparar el uniforme del cole ni la mochila para el día siguiente. Además, los viernes me dejaban acostarme tarde, a lo mejor venía visita y teníamos una cena que para nosotros se convertía en fiesta. Y los sábados podíamos despertarnos a la hora que queríamos. Esa sensación de libertad, de no tener que estar atenta al reloj me hacía sentir tan feliz que siempre me levantaba bien temprano para disfrutar el día. ¡Qué ironía de la vida!

En fin, hoy es viernes y me tocó despertarme un poco más temprano por el tema este de la jornada reducida en viernes en la oficina, cosa que me agrada mucho porque me gusta madrugar, levantarme junto al sol y escuchar, como ahora mismo estoy haciendo, los pajaritos cantar, es una delicia. Desayunar despacio, repirar hondo, pensar en los planes para esta tarde (tal vez vaya al huerto ecológico de mi antigua uni) y en los de esta noche (hoy por fin parece que salimos de fiesta con las chicas). Pensar, imaginar, divagar, incluso soñar...

...Sentir que es un nuevo día para disfrutar de la vida hoy.


¡Que tengan un día maravilloso!

 Foto: En Valle de Ordensa y Monte Perdido en la prov. de Huesca (España)

No hay comentarios:

Publicar un comentario