viernes, 15 de junio de 2012

La motivación para la felicidad

Es difícil hablar de felicidad sin entrar en discusión. Al parecer nadie tiene claro qué es la felicidad. Algunos hablan de momentos efímeros, otros hablan de un fin inalcanzable y hay quienes se refieren a ella como un estado de alegría inmensa.

En mi caso, recuerdo haberme sentido muy feliz en ocasiones concretas (en la India compartiendo momentos increíbles con gente de todas partes del mundo, jugando con mis sobrinos en Argentina, cuando he planeado el viaje de camping por Francia, Holanda, Suiza y Bélgica, cuando mis padres me dieron un abrazo felicitándome por mi graduación de la carrera, etc.). Pero si me preguntaran si ahora mismo soy feliz, me costaría decir "Sí, absolutamente feliz".
Romina feliz en Patauri, Nueva Delhi, India, 2010
Tengo la sensación de que la clave de la felicidad está en la motivación, en la ilusión. Cuando somos pequeños y planeamos algo que nos entusiasma mucho nos sentimos realmente felices. Recuerdo momentos de felicidad grabando programas de radio con 9 o 10 años con mi primo Pablito y mi hermana Vero; momentos de felicidad jugando con mi tío Roberto, el payaso; momentos de felicidad de camping con mis papás y con amigos de mis papás; momentos de felicidad en la plaza con mi amiga Lala, aunque lloviera, hiciera frío o nunca llegara el momento esperado en el que nuestros "amores" salieran a la calle y pasaran por la plaza.

La ilusión nos entusiasma. Y ese entusiasmo nos da aquello que llamamos felicidad.

Acá les dejo con un video de Emilio Duró en el programa de Buenafuente que hace tiempo vi y que mi amiga Lavinia me recordó hace unas semanas y me recomendó para el blog. Es un coaching, alguien que motiva a las personas en las empresas. Este trabajo es muy interesante porque haces que la gente se sienta motivada y por ende feliz.

¡¡¡A ser felices!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario